Mantener el Armario Ordenado

Es habitual que tengamos en nuestro placard ropa, zapatos, carteras y objetos varios, que no siempre están ordenados. Así, el espacio disponible poco a poco se reduce, es ahí cuando decidimos hacer algo al respecto, y poner en marcha el operativo orden. Para no llegar al límite del caos, podemos poner en práctica algunos consejos, para que nuestros placares no desborden de cosas innecesarias y en desuso, mantenerlos ordenados, y que no pierdan la utilidad que poseen.

Entiendo que uno de los principales factores, al menos en mi caso, que provoca el desorden en mi placard, es el llegar hasta él, varias veces al día, con mucho apresuramiento, lo que hace que no me tome el tiempo suficiente para buscar algo, sin no dejar evidencias de que estuve ahí! Para ello, apliqué varias medidas, entre ellas una que hasta ahora me resulta efectiva es, colocar unos ganchos en la parte interior de las puertas, allí, cuelgo carteras, cinturones, accesorios de moda, también algún abrigo que uso a diario.

Se pueden colocar ganchos en los laterales del armario, y usarlos para poner la ropa o accesorios que utilizamos con más frecuencia, o que ya no caben en otro espacio del placard. Esto depende de la estructura que tenga cada uno. Además de aprovechar espacio, tendremos fácil acceso a elementos de uso casi permanente.

Los accesorios y prendas pequeñas se pueden guardar en bolsilleros, colgados también en las puertas o en los laterales del armario. Los bolsilleros u organizadores se consiguen en el mercado, y suelen ser de tela.

Elegir perchas acordes a cada prenda, es decir, para prendas pesadas usar perchas de madera, y para prendas livianas perchas de plástico. Mientras que los pantalones lo mejor es colgarlos en perchas especiales para pantalones, que además permiten colgar varios juntos sin que se arruguen. Lo mismo para las polleras, usar perchas con ganchos para faldas.

Si el closet no cuenta con muchas divisiones, o las que tienen no son suficientes, para organizar mejor la ropa y accesorios, podemos utilizar cajas, cestas o canastas. Es un recurso bien económico y práctico.

En el mercado se consiguen canastas de mimbre, por ejemplo, y cajas de cartón o plástico, con distintos diseños y medidas, que pueden acomodarse a nuestras necesidades. Aconsejo, que antes de adquirirlas se arme un esquema de cómo se va a organizar el armario, de modo de determinar las cantidades necesarias de cajas o canastos. Esto además nos permite mantener la estética, usando cajas con el mismo diseño, que queda bien prolijo.

Otra opción para guardar prendas de otra temporada es utilizar bolsas, que usualmente tienen cierre y se consiguen en distintas medidas. Con ellas podemos ahorrar espacio en el placard, conservando alejada del polvo y la humedad nuestras prendas.

Si se utilizan cajas o bolsas para guardar ropa es conveniente rotular cada una, porque con ello sabremos donde guardamos cada cosa, y el orden es mayor. También se pueden usar saquitos perfumados en esas bolsas o cajas, para mantener aromatizada nuestra ropa. Si se usan pequeñas bolsas con lavanda, además de perfumar las prendas, se mantienen alejadas de polillas e insectos.

La ropa, zapatos y accesorios que no están en uso, o que son de otra temporada, se pueden ubicar aprovechando la parte superior del closet, ya que no necesitamos acceder a ellos a diario.

En el momento de ordenar, conviene vaciar el closet por sectores. De cada sector, separar las prendas y accesorios, clasificándolos, por un lado las prendas que antes de volver a guardar necesitan algún arreglo o modificación, por otro, las que están listas para guardar, por último y tal vez la parte mas difícil, agrupar las prendas que ya no usamos. En este grupo puede haber ropa que no usamos porque ya no esta de moda, porque cambiamos de talle, etc., el punto es que mayormente nos cuesta desprendernos de algunas cosas, pero hay que ser conscientes del espacio de que disponemos, y solo guardar aquellas cosas que representan un recuerdo, o que tienen un significado verdaderamente importante. Si acumulamos prendas que no usamos, año tras año, conseguiremos saturar el espacio del armario con cosas innecesarias.

Antes de volver a ubicar las prendas en el closet, conviene ya ordenarlas por tipo de prenda, o sea, agrupar camisas en perchas, camisetas en un estante, sweaters en otro, etc. De este modo, lograremos encontrar fácilmente lo que buscamos, y mantener el orden y la prolijidad.

Organizar los objetos en el espacio disponible del armario, es la mejor técnica para aprovecharlo al máximo.

Fotos:
www.flickr.com/photos/28825375@N05/2762460671
www.flickr.com/photos/thefeltmouse/865103179/
www.flickr.com/photos/8188836@N03/490184690/
www.flickr.com/photos/scrapbooklady/2235096251/
www.flickr.com/photos/dansays/65305733/
www.flickr.com/photos/12654713@N05/1360942678/

2 comentarios
  • Buenas tardes, quisiera contactarme con Uds., o saber en dónde se encuentran ubicados para poder ver el organizador de zapateros que ofrecen. Saludos.

  • buen dia quisiera que me dieran una idea de canasto o lugar para tener ordenada la ropa que aun no se planchó, ya que siempre tengo ropa que saco del tender en un sillón. muchas gracias

Deja un comentario