Secretos de la fontanería casera

Los desagües de los fregaderos se suelen taponar con mucha facilidad, casi siempre como consecuencia de las actividades que se desarrollan en la cocina. Estas generan residuos que se van acumulando a lo largo de los días aunque no se perciban a simple vista. Por ello, para evitar riesgos y como medida de precaución, hay que tener en cuenta no dejar demasiados restos en los platos y retirar la mayor parte de los mismos antes de comenzar a limpiarlos.

No obstante, si algún día se percibe que el agua se acumula o tarda mucho en colar, se pueden poner en marcha los siguientes consejos:

Llevar a cabo una limpieza a fondo de la rejilla y si no surtiera el efecto deseado, utilizar un desatascador o en su defecto, una olla de agua hirviendo para tratar de disolver la obstrucción. Cabe precisar que si el desagüe se hallara totalmente tupido habría que descartar la última opción, puesto que se podría formar un tapón mucho más grande en lugar de disolverlo. En esta situación, habría que recurrir a un desatascador, que se colocaría sobre el orificio del desagüe para presionar con fuerza. El mango se debe sujetar con las dos manos para apretar hacia abajo rápidamente y con mucha fuerza, de esta forma se logra impulsar el aire con intensidad a través del conducto atascado.

Otro truco que conviene conocer es cómo limpiar la tubería del fregadero o lavabo. En este caso se trata de un recodo ubicado debajo de la pila, lugar donde se acumulan los residuos e impide que estos pasen a las cañerías. Para limpiarlo correctamente el primer paso es cortar la llave general del agua, a continuación se coloca un recipiente debajo del recodo para recoger los desechos y se desenrosca. Se observará la presencia de una tapa que se abre de forma sencilla con una llave específica para tubos denominada “pico de loro”, similar a unos alicates.

Cuando se desmonta la tapa lo normal es apreciar la presencia de la suciedad que provoca el taponamiento. Si este es el caso, hay que introducir un alambre grueso como una aguja de tejer para acabar con ella e higienizar la zona. Por último, si los problemas persisten la solución sería contactar con un fontanero granada si es el lugar de residencia o por el contrario, con alguno que se encuentre cerca del domicilio para que pueda solucionar el inconveniente lo más rápido posible

Un comentario en “Secretos de la fontanería casera”

  1. Alejandro Rebolledo Estupiñan dice:

    GRACIAS POR ESTARME MANDANDO ESTOS MODELOS TAN HERMOSO DE CASA ESTOY MAS QUE AGRADECIDO QUE DE PRONTO APENAS TENGA PLATA PIENSO HACERME A UNA DE ESTAS ATTE ALEJO QUE DIOS LOS BENDIGA YO ESTOY EN EL BELLO PUERTO DEL MAR BUENAVENTURA VALLE DEL CAUCA

Deja un comentario