Casa Original

Cemento alisado: una alternativa económica

Pese a no ser un material novedoso, el cemento alisado está en auge en los últimos tiempos. Muy utilizado en la decoración de interiores, sea por su costo reducido, por el fácil mantenimiento que requiere, por la variedad de aplicaciones (suelos, mobiliario, mesadas, muros), o por las amplias posibilidades de terminaciones.

Aunque parezca un revestimiento de menor categoría, si se lo emplea en el contexto y el ambiente adecuado puede transformarse en un fondo perfecto para la decoración. Existen dos tipos de Cemento Alisado, uno mas rústico, que se ejecuta en obra y más económico, que su par el “microcemento”, en este caso veremos las características y aplicaciones del primero.

El cemento alisado es una losa de hormigón armado que se fragua en el momento de la obra y se pigmenta superficialmente con endurecedores no metálicos, se le da la terminación de alisado en forma mecánica, manual, o ambas.

Tiene un espesor de entre 3 y 5 cm., y se compone por un agregado grueso (blinder o piedra partida), un agregado fino (arena especial) y el ligante (cemento puro).

Permite una gran variedad de diseños y formas, con él se pueden crear dibujos, hacer combinaciones e incrustaciones, con guardas de madera, o cerámicas y originales diseños con colores vivos, también pintarlo y crear dibujos y formas a gusto.

Su versatilidad permite combinarlo con piezas de decoración o guardas de materiales diversos, como mármol, cerámica, metal, vidrio, venecita o granito. Pero como es un material constructivo en bruto, necesita de mayor atención en la combinación con otros elementos decorativos.

Se presenta en colores intensos, suaves, pasteles, movidos, mezclados, con brillo, satinados, etc. A su vez, el cemento alisado puede encerarse, pulirse y también plastificarse, mientras que la limpieza que demandan estos suelos es sumamente sencilla, se hace simplemente con paño húmedo.

Este material permite una aplicación moderna y económica, adaptable a casas con determinados estilos arquitectónicos. Se lo utiliza en hogares, especialmente en interiores de casas con estilo rústico, en garajes o suelos exteriores de alto tránsito, en locales comerciales, fábricas, y hasta estacionamientos, variando en cada caso el espesor, porque en función del uso que se le de a los suelos se colocará una capa mas gruesa o fina del material.

Para que este material sea impermeable e impedir que se alteren los colores obtenidos en el revestimiento cementicio, se emplean distintos materiales de sellados existentes en el mercado actual, como lacas al agua, ceras acrílicas, y Epoxi transparente.

Dada la impermeabilidad del cemento alisado, es ideal para revestir cocinas y baños, pudiendo combinar paredes y mesadas en cemento alisado también. Es aplicable en revestimientos de piscinas, gracias a su efecto color, plasticidad e impermeabilidad.

Para prevenir rajaduras, se suelen trabajar paños pequeños de alrededor de 4 m2., (cuanto más reducido sea el paño, mejor será el resultado). Los paños se separan por juntas de dilatación, sobre todo si son suelos de exteriores, ya que están más expuestos a cambios de temperaturas. La correcta elección de las juntas de dilatación entre cada paño hace también a la estética de este tipo de suelos.

.
Fotos: www.flickr.com