Cómo hacer una casa feliz de la mano del minimalismo

Quizás relaciones el estilo minimalista con ambientes fríos y ultra modernos, pero el minimalismo va más allá de eso, por eso hoy te proponemos conseguir una casa feliz tomando algunas de sus premisas.

Una de las claves del minimalismo es reducir la cantidad de elementos, no solo decorativos, también abarca revestimientos, colores y muebles.

consigue una casa feliz y organizada
consigue una casa feliz y organizada

Una casa feliz y minimalista

Aunque no resulte un estilo atractivo para todos, vale destacar esta faceta interesante, que propone conseguir ambientes calmos a partir de tener el mínimo ruido visual.

Un ambiente depurado, con lo mínimo posible se traduce en tranquilidad, y eso, claramente afecta el estado de ánimo de las personas que lo habitan. Punto a favor del minimalismo.

Un espacio poco recargado puede resultar elegante. Esto no significa prescindir de objetos decorativos, pues se puede apostar por pocas piezas que tengan importante impacto visual.

ambientes ordenados
ambientes ordenados

Al mismo tiempo, un ambiente austero se puede conseguir aplicando una paleta de colores neutros, con algunas leves pinceladas de algún color intenso.

Un esquema de color dominado por tonos luminosos y serenos nos garantiza un efecto agradable.

Puede que por el estilo que tiene una casa, por gusto o por costumbre, la tendencia sea a tener muchos elementos, no hace falta abrazarse al minimalismo extremo, basta con depurar cada espacio un poco, y tomar consciencia de cuántas cosas son innecesarias.

Cuánto menos objetos hay en una casa se traduce en menos cosas para arreglar, limpiar, mantener y ordenar. Es un motivo para nada despreciable si buscamos sentirnos plenos en un hogar.

La casa se convierte en hogar a partir de hacerla propia, de poner nuestra impronta, de llenarla de afecto, y todo ello demanda un compromiso. El compromiso de dedicar algo de tiempo a crear cada ambiente conscientemente, moldeándolo de manera que nos haga sentir bien.

organizar espacios
organizar espacios

Qué medidas tomar para comenzar a desintoxicar ambientes

Ventilar los ambientes. Aunque tengas ventanas pequeñas, poco prácticas y con vistas no tan favorecedoras, renovar el aire te renueva a ti y es una medida saludable.

Ordenar. No es fácil si hay mucho por delante. El secreto es comenzar por los “baby steps”, esos pasos pequeños que te conducirán a la meta.

Crear un plan de acción. Programa y designa algunos días de la semana para organizar una a una cada habitación.

Define un lugar para cada cosa. Si determinas dónde almacenar objetos, dónde colgar la ropa, luego viene la etapa de crear hábitos, y esto es también un trabajo del día a día.

reutiliza muebles
reutiliza muebles

Crear hábitos. Según estudios para poder fijar de forma constante una rutina es necesario cumplirla durante 66 días.

Logros y satisfacción. Parece mucho tiempo sí, pero se trata de incorporar las rutinas menos pesadas, las que no representan un gran esfuerzo. Lograrlo te reportará más fortaleza y autoconfianza, sobre todo satisfacción.

De este modo, vamos preparando nuestra capacidad de dedicación para los desafíos mayores.

Un hogar minimalista y una casa más feliz pueden ser los impulsores de nuevas aficiones, en esto de comprometernos más con el lugar que habitamos.

reciclar y evitar acumular
reciclar y evitar acumular

Pues en lugar de creer que una nueva lámpara nos reportará total satisfacción, podemos comenzar a plantear la posibilidad de renovar lo que ya tenemos, intervenirlo y hacer con nuestras propias manos. Poner en marcha la creatividad, incorporar nuevas herramientas y conocimientos, todo para involucrarnos con nuestra casa.

Aprender para mejorar lo que ya tenemos, es clave, y por sobre todo disfrutar el proceso.

disfrutar el día a día en una casa feliz
disfrutar el día a día en una casa feliz
casa feliz y minimalismo
casa feliz y minimalismo

Fotos: 1, 2, 3, 4, 5, 6

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.