Ahorro de Energía: 6 Simples Consejos

La realidad de nuestro planeta es crítica en cuestiones de medio ambiente. Si bien, el tema es tratado con asiduidad y masividad, se trata de una problemática de la cual deberíamos ser todos conscientes y responsables. Cada persona debería comprometerse con el cuidado del planeta en el que vivimos.

ahorro-energia-6-simples-consejos-1

El ahorro de energía es una de las variables que podemos controlar a diario, en la cotidianeidad. Además este ahorro de energía, repercute directamente en forma positiva en las finanzas de cada hogar y de cada familia.

Se trata de una combinación atractiva: una factura de servicios por consumo de energía prudente o moderada, y un trato cuidadoso del medio ambiente, protegiéndolo.

A continuación repasaremos algunas de las medidas que podemos adoptar cada día desde nuestros hogares, que propenden al ahorro de energía.

1. Una opción es incorporar en los hogares sistemas o tecnologías que se valen de energías renovables. Un ejemplo, son las placas termo-solares que sirven para calefaccionar y para calentar agua.

ahorro-energia-6-simples-consejos-3

2. Para quienes cuentan con un artefacto de aire acondicionado, se recomienda regular la temperatura a unos 25º, en verano. Mientras que para los artefactos de calefacción se aconseja ajustar la temperatura a unos 21º aproximadamente, en invierno.

ahorro-energia-6-simples-consejos-2

3. Para lugares donde las temperaturas son elevadas, siempre es una buena decisión usar elementos que provean de sombra a la casa. Llámense toldos, persianas, galerías o pérgolas, cualquiera de estos objetos sirven para guarecer la casa de los intensos rayos del sol.

4. Evitar el uso de bombillas incandescentes, y en su lugar optar por las bombillas bajo consumo, que como su nombre lo indica, reducen en hasta un 75 % el consumo de energía. Además este tipo de bombillas tienen una alta durabilidad, que puede ser unos 8 veces más que las incandescentes.

ahorro-energia-6-simples-consejos-4

5. Uno de los artefactos para la calefacción de un hogar que se recomienda eludir su uso, son los radiadores eléctricos. Estos aparatos suelen tener menor eficiencia, y terminan siendo más costosos.

6. Las calderas de baja temperatura y de condensación son las más aconsejables en cuanto al ahorro de energía, que puede llegar a ser del 30 %. Si bien son artículos onerosos, al mismo tiempo es una inversión, que se recupera en un menor consumo de energía.

Fuente: construnario

Imágenes: 1, 2, 3, 4

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.