Cómo Mantener tu Microondas Libre de Gérmenes

Entre los electrodomésticos que más usamos en una cocina se encuentran el frigorífico y las cocinas de microondas, grandes aliados en nuestra vida cotidiana. Para mantenerlos impecables y saludables es importante realizar una limpieza frecuente que garantice eliminar gérmenes y microorganismos.

Es importante mantener a raya la higiene de tu microondas para eliminar cualquier foco de contaminación por gérmenes.

La limpieza de este artefacto consiste en quitar la suciedad por dentro y por fuera, mientras que la desinfección consiste en un proceso que permite la destrucción de los posibles gérmenes que se encuentren adheridos a las paredes interiores del microondas. Por ello son dos tareas que se complementan entre sí.

Estas dos tareas, la de limpieza y desinfección, como vemos van de la mano, y si aplicas ciertas reglas que involucran procedimientos simples, podrán lograr resultados óptimos e invirtiendo muy poco tiempo.

En cuanto a la acumulación de suciedad en el microondas, debemos saber que se produce por el uso que hacemos a diario de este artefacto, que tanto nos facilita las actividades en la cocina. Cuando lo utilizamos, en su interior se produce la agitación de las partículas, es decir que, las microondas provocan que las pequeñas partículas de los alimentos durante el proceso de cocción “estallen”, luego con los vapores que se emanan los alimentos, esas partículas se adhieren a las paredes del microondas.

En este uso cotidiano del aparato su interior acumula suciedad, que sobre todo tiende a haber mayor cantidad de residuos de bacterias en las esquinas y en las partes internas del plato giratorio.

Una recomendación para mantener limpio el interior consiste en crear el hábito de tapar los recipientes que se introduzcan al microondas. Con esto se reduce el riesgo de que se generen focos de gérmenes, y se consigue una cocción más segura de los alimentos que consumimos en casa.

En cuanto a la frecuencia de la limpieza, es importante hacerlo de forma habitual, pues cuanto antes lo limpiemos es mayor la seguridad de evitar contaminar alimentos, o eliminar las partículas que comienzan a formarse. Si realizas una higiene constante e inmediata del artefacto, entonces bastará con usar agua caliente y detergente.

Cuando se utiliza un desinfectante u otro producto químico para la limpieza, se debe aclarar en reiteradamente con agua, para que no queden restos del producto. Pues al poner en funcionamiento el microondas el calor provoca el vapor, y se podrían contaminar las comidas.

Tener en cuenta que hay partes del aparato que son desmontables, por lo que se pueden extraer para una mejor limpieza, y mayor comodidad también.

Una opción de limpieza ecológica para  un microondas consiste en usar agua, bicarbonato y vinagre. Para hacerlo, introducir un recipiente con agua, puede ser un vaso o una taza, mezclar con una medida de vinagre y de bicarbonato, y calentar hasta que se evapore la mitad del contenido.
Luego esperar a que la puerta permanezca cerrada durante aproximadamente diez minutos, eso permite que los vapores penetren en cada rincón y que resulte más fácil quitar la suciedad. Aclarar con un paño húmedo para retirar suciedad y restos de la mezcla, así el microondas quedará limpio fácilmente.

cómo limpiar el microondas

cómo limpiar el microondas

limpieza ecológica de artefactos

limpieza ecológica de artefactos

Fotos Decoracion: 1, 2

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.