Limpieza y Mantenimiento de Alfombras – Continuación

  • Para la correcta limpieza de una alfombra y antes de comprar un producto de limpieza, tenemos que conocer de que tipo de textil es nuestra alfombra, si es de lana, fibras vegetales, seda o sintéticos, porque dependiendo del material se determina el producto necesario.

  • Por ejemplo, la lana no se puede limpiar con cualquier producto, máquina, o lejía. Es necesario ser consciente de ello, de lo contrario, podemos ocasionar un irreparable daño al tejido al tratar de limpiarla.

  • Si algún mueble u objeto dejó marcada nuestra alfombra, lo que podemos hacer, es aplicarle un paño húmedo y pasar luego la plancha bien caliente, pero sin presionar, esto hará que el tejido se enderece.

  • Cuando se produzca un derrame sobre la alfombra, hay que limpiarlo de inmediato, usando toallas o papel absorbente. No frotar la mancha, porque si hacemos presión conseguiremos profundizar el derrame. Tomando una acción inmediata ante un derrame puede ayudar a prevenir que éste se transforme en una mancha.

  • Nunca frotar vigorosamente las alfombras, por más profunda que sea la mancha o suciedad que tenga, ya que esto puede causar que se desgaste más rápido el tejido, y hasta que la mancha en cuestión se convierta en permanente.
  • Para quitar manchas, el tratamiento dependerá de cada mancha en particular, y del tipo de textil de la alfombra. Saber que tipo de alfombra es la que tenemos en casa, puede terminar ahorrándolos dinero.

  • En lo posible, emplear de entre los productos de limpieza que hay en el mercado los más leves, y solo recurrir a los más severos para casos de manchas y derrames resistentes. Los limpiadores suaves para alfombras son la mejor opción.

  • Un buen producto de limpieza, no solo debe remover la suciedad a fondo, también debe atacar los gérmenes y bacterias que pudieran alojarse en la alfombra, manteniendo al mismo tiempo la belleza original de la pieza.

  • Nunca emplear secadores de cabello o plancha para secar una mancha, esto puede sellar las manchas en forma permanente.
  • Es muy importante cuando se limpia una alfombra prestar cuidadosa atención en el secado de la misma, no debe quedar húmeda. Para lograr un secado completo, abrir ventanas y usar ventiladores.

Tener una alfombra limpia es algo saludable para nuestro hogar. Una alfombra bien mantenida prolonga su vida y le añade valor a la casa.

Fotos: decor8, Decoracion.IN


Un comentario en “Limpieza y Mantenimiento de Alfombras – Continuación”

  1. Me interesó mucho este artículo, me servirá bastante. sólo una pregunta, cómo puedo quitar a la alfombra el olor a húmedo…..

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.