Cómo hacer compost casero: paso a paso para preparar una compostera

Cuando se trata de llevar un estilo de vida que comulgue con la naturaleza, hay muchos pequeños buenos hábitos que podemos incorporar en nuestro día a día. Particularmente, en este post, quiero referirme al compost hecho en casa.

Si tienes plantas en casa, ya sea un amplio jardín, un huerto en el patio o macetas en la terraza, el compostar material orgánico es una práctica aliada de nuestras plantas. Al mismo tiempo, estaremos reduciendo la cantidad de desechos que generamos en casa.

Para fomentar el crecimiento de las plantas, podemos usar el compost, nutriéndolas con él, y evitando el uso de productos químicos.

Para compostar no es necesario contar con un gran espacio, tanto si vives en una casa con patio, como en un departamento lo puedes hacer.

Si dispones de un terreno, podrías tranquilamente instalar allí un lugar para compostar. Mientras que si cuentas con poco espacio, una opción es el vermicompostaje.

Para el vermicompostaje se utilizan lombrices rojas o californianas, que ayudan a acelerar el proceso de descomposición de la materia orgánica. Estas lombrices se usan ya que se cuenta con otras condiciones diferentes respecto al compostaje al aire libre.

En el mercado (tiendas especializadas en plantas, viveros) se consiguen los contenedores especiales para compostar, aunque también puedes hacerlos en casa.

cómo hacer compost en casa
cómo hacer compost en casa

Recomendaciones para preparar compost casero

Estas son las recomendaciones para crear la compostera en casa:

-Se necesita un contenedor, como puede ser un bidón, un cubo de basura o un envase hermético de buen tamaño.

-El lugar ideal para crear una compostera es un lugar oscuro del jardín o de la casa. Idealmente usar envases de materiales que no permitan el paso de rayos de sol. Y además debe tener tapa.

-El recipiente para compostar debe recibir calor, así que un rincón entre paredes es ideal.

-Comida, material orgánico.

El tipo de material orgánico que se puede compostar son los desechos que, sobre todo, se producen en la cocina. Luego de la preparación de alimentos, puede que queden restos de verduras, piel de frutas, semillas, etc. todo ello es compostable.

Cascaras de huevo, sacos de té, restos de café también. Así como restos de poda hojas, tronquitos, ramas, flores secas.

Es muy importante no compostar ningún tipo de carne.

Claves para poner en marcha tu compostera

Ya tienes el recipiente y el lugar ideal para tu compostera, entonces es hora de comenzar a compostar:

-Primero, coloca en el fondo del envase hojas secas o papel en trocitos.

-Luego, agregar una capa de tierra, y  ya se pueden sumar restos de orgánicos: frutas, verduras, etc.

-Una vez que agregas la primera capa de comida, suma un pelín de agua (podrías usar un pulverizador, si tu compostera es pequeña, por ejemplo).

-Es importante que la compostera esté siempre húmeda, no mojada. Por ello, debemos mantener la tapa cerrada y controlar si hace falta agregar agua.

-Siempre hay que dejar el recipiente tapado, e ir removiendo el interior.

-Es necesario remover el contenido con cierta frecuencia y al menos semanalmente añadir material seco, como el papel.

-Convenientemente, dejar un poco de compost para que siempre haya material orgánico que ayude a la descomposición del material que se va sumando.

En un próximo post, te contaremos una forma de aprovechar aún mas tener una compostera en casa.

Fotos: 1, 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.